Y sin embargo, te quiero

Y SIN EMBARGO…

A PESAR DE TODO…

TE QUIERO???

¿Cuántas veces hemos visto relaciones de pareja que son destructivas y sin embargo las partes implicadas no abandonan la relación? ¿Cómo es posible que suceda?

Esto sucede porque a una de las partes (la parte abusada) le sucede alguna (o todas) de las siguientes cosas:

  • Veo el mundo desde la misma perspectiva  o muy parecida a mi pareja (la parte que abusa): 
    • modifico mi vida y la vida en pareja para tratar de evitar cualquier “problema”
    • actúo de la manera que sé que a él/ella le gusta;  
    • me centro solamente en las necesidades, deseos y costumbres del otro

Cuando esto sucede acabo sintiendo rabia y enfado hacia quienes me recuerdan con sus consejos que estoy haciendo algo mal, que me estoy aislando, que estoy cambiando mi vida por otra en la que no cuentan mis necesidades, mis inquietudes, mis deseos, mis renuncias, etc. Y entonces, como me siento fatal en esa situación (porque en realidad sé que lo que me dicen es cierto), necesito adoptar una actitud que me haga reducir ese malestar, y normalmente lo que hago es romper la comunicación con esas personas que “me recuerdan” que “no estoy velando por mis intereses”. Me molesta que me digan las cosas, pienso que interfieren en mi relación, que no aceptan a mi pareja, que tienen algo en su contra y entonces me transformo y le/la defiendo a él/ella y la relación a capa y espada, contra viento y marea, lo que resulta extraño para mis allegados (porque exhibo una fuerza y unos argumentos que luego no tengo cuando me toca defender mi parcela dentro de la relación). Así que… es muy probable que acabe poniendo distancia de por medio con esas personas y les digo que no vengan/llamen/se interesen más por mí a menos que acepten POR COMPLETO la relación y a mi pareja tal cual es. 

  • Percibo “gestos de amabilidad” que me hacen pensar que la situación puede mejorar: me parece que el otro tiene intención de cambiar, que reconoce sus malos comportamientos, o incluso en algún momento me cuenta cosas acerca de su pasado que pueden “explicar” su comportamiento actual (cómo le maltrataron, abandonaron o abusaron de él o ella). Puede incluso admitir que necesita ayuda psicológica o psiquiátrica, pero este reconocimiento suele suceder después de haberme agredido de alguna manera. En realidad lo que está sucediendo es que está minimizando su responsabilidad personal en su comportamiento agresivo echando la culpa a lo que sucedió en su infancia, a la educación y crianza recibida, etc.
  • Cuando me amenaza  si no hago lo que quiere  pienso que va a hacer lo que dice, QUE SOY LA ÚNICA  PERSONA RESPONSABLE DE QUE SUS AMENAZAS NO SE CUMPLAN, QUE ESTÁ ÚNICAMENTE EN MI MANO Y QUE SÓLO HAY UNA MANERA DE EVITARLO: hacer TODO lo que me pide.
  • Y por último… Pienso que no hay manera alguna de salir de esta situación…

Por todo esto tengo estados de ánimo cambiantes, me cuesta relacionarme con los demás (creo que no me vais a entender, o siento vergüenza de las cosas que me pasan, o quiero evitar futuros problemas con la pareja…), cambio de opinión como si no tuviese criterio propio, me siento responsable de todo lo malo que sucede, justifico el comportamiento del otro …

¿ME ENTIENDES AHORA?

SÓLO TE PIDO QUE NO ME JUZGUES A LA LIGERA…

A VECES PUEDE QUE YO TAMBIÉN TE HAYA TRATADO MAL, PERO…

¿¿¿SEGURO QUE DEJARME SOLO/A ANTE ESTA SITUACIÓN ES LO MEJOR QUE PUEDES HACER???