¿CÓMO GESTIONAR MI PROPIO MIEDO AL CONTAGIO DE CORONAVIRUS?

Sentir miedo ante la situación actual es algo normal. El miedo es una emoción útil y nos ayuda a protegernos: nos ayuda a estar más alerta y a descubrir amenazas.

Pero… ¿Cómo afronto mi miedo? Hay que tener en cuenta que el miedo se explica por una especie de “fórmula” que combina varios ingredientes:

 

CANTIDAD DE MIEDO = (PROBABILIDAD DE QUE OCURRA EL ACONTECIMIENTO (en este caso contagiar o contagiarme) + CONSECUENCIAS (reales + las que yo anticipo)) (INFORMACIÓN VERAZ + CONFIANZA)

La probabilidad de contagio es muy elevada y lo sabemos, basándonos en la información acerca de cómo se ha comportado el virus, pero NOSOTROS LA PODEMOS REDUCIR siguiendo las medidas que se han tomado (confinamiento, distancia 2 metros, lavado de manos, etc.).

Nos ponemos muy nerviosos y sufrimos POR ANTICIPADO pensando lo siguiente:

“Si me contagio o si yo contagio a… entonces….. (y anticipo la peor consecuencia posible”

NO HAY QUE INFRAVALORAR LA GRAVEDAD, Y POR ESO TENEMOS QUE CUMPLIR TODAS LAS NORMAS QUE YA CONOCEMOS. ES TODO LO QUE PODEMOS HACER, LO QUE ESTÁ EN NUESTRA MANO, LO QUE SABEMOS QUE RESULTA EFECTIVO.

Pero no nos podemos dejar llevar por ese pensamiento continuamente, porque reduce nuestra capacidad de estar atentos, de pensar y actuar con serenidad.

Así que cuando ese pensamiento venga podemos hacer lo siguiente:

..- Darnos un pellizco en la mano (gesto que lo que nos está diciendo es: “Para, que ya lo estás haciendo otra vez”) y después hacer una actividad mental distractora que tenga un principio y un fin (por ej contar desde 100 restando de  3 en 3 hasta llegar a 0, el abecedario de la Z a la A, 10 nombres de mujer que empiecen por A, etc.). Esto es una parada de pensamiento y se utiliza para cortar pensamientos que no son útiles, que no nos producen nada más que malestar. ¿Si hacemos la técnica no volverá el pensamiento? Sí, volverá, y nosotros debemos repetir la técnica, pero cambiando la actividad distractora, para no aprendérnosla de memoria, no sea que al final estemos haciendo las 2 cosas a la vez (el pensamiento y la técnica).

.- Tener información veraz basada en el conocimiento científico (hay que cribar la información, no toda es válida) nos ayuda a saber exactamente cómo debemos actuar: sabemos que “se transmite por las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma”  (OMS) y que, por lo tanto, debemos mantener una “distancia de seguridad” de 2 metros. Ejemplos de informaciones no veraces que se oyen estos días: “se transmite por las gotas de saliva, pero por las gotas grandes en  las pequeñas no” (en audio de whatsapp de alguien que da consejos…). PREGUNTA: ¿Los virus son seres pensantes que “deciden” si subirse o no a una gota de saliva? ¿Y cómo hace el virus para predecir si la gota que va a salir es pequeña o grande?

.- Protegernos de información innecesaria: Analizar la información que nos llega y pensar si lo que nos dice nos va a ayudar  .Por ej: el whatsapp que circula y que dice “usar la mano no dominante para picaportes, transporte, baños, etc. Porque es muy difícil que te toques la cara con esa mano” es una INFORMACIÓN DE UTILIDAD. ¿Quiere decir eso que si la cumplo es SEGURO que no me voy a contagiar ni voy a contagiar a nadie? NO, sólo quiere decir que esa conducta hace que se reduzca la probabilidad de contagio. Porque, en el problema actual, toda la población debe hacer lo que esté en su mano para reducir la probabilidad de infectar o infectarse, aunque nuestras conductas protectoras no garanticen el 100 de éxito.

Información de utilidad es aquella que me aporta conocimiento, que me enseña qué debo hacer o no hacer y que se basa en información veraz.

Por lo tanto: cuanta más información veraz tenga, mi miedo se reducirá (en ningún momento desaparecerá, y además, es bueno para nosotros que no desaparezca, porque nos hará ser prudentes y seguir las recomendaciones sanitarias y las normas que haya).

Y la CONFIANZA… LA CONFIANZA en que VAMOS A SALIR ADELANTE, con daños, muchos daños, y con mucho esfuerzo, pero LO VAMOS A CONSEGUIR